Europa Solar en MUSAC, Paco Algaba

musac-v2_peq

Para este proyecto de Paco Algaba, se ha desarrollado un sistema a medida para la reproducción sincronizada con dispositivos de bajo coste, con un total de 32 reproductores y 32 videos fullHD distintos. En el proyecto han colaborado Jorge Cano y Crambo Alquiler.

europasolarmuestrapantallas1-copia

Paco Algaba (Madrid, 1968) hace unas producciones que podemos calificar en general como textos poéticos, fílmicos y audiovisuales de carácter experimental, porque no se ciñen a la convención narrativa habitual. Los encuadres son elaborados de forma paciente y meticulosa y, una vez establecidos, se mantienen durante varios minutos, de modo que allí donde parece que nada pasa acaba sucediendo algún pequeño acontecimiento como sutiles cambios de luz o movimientos del aire. El artista parte de este tipo de imagen casi siempre sin diálogos y sin la aportación extradiegética
de la convención musical, para encararse con el paisaje hasta explorar con lentitud su densidad, su historia o su conformación. En esta exposición Algaba presenta la instalación Europa Solar, una recopilación de suelos y paisajes de inercia post-histórica de las diferentes tierras de toda Europa en su destino indefectible de territorio en grado cero, que reconsidera la escala de la humanidad, sus procesos históricos y la alteridad.

europasolarmuestrapantallas2-copia

Registrados en todos los países de la UE, seleccionados en función de categorías tales como suelos industriales suelos públicos o suelos de frontera, combinados en una suerte de jerarquía que tiene que ver con el poder y sincronizados en 25 pantallas planas colocadas en el suelo de la primera sala de la exposición y 3 más en la pared de la sala contigua, junto a otras 3 proyecciones en la pared y acompañados de los sonidos ambiente de lluvia o viento o pájaros que fueron registrados en el mismo momento que las imágenes, la obra Europa solar nos enfrenta a la realidad de la tierra y el paisaje, a sus transformaciones y a su destino que, a la postre, es también nuestro destino como animales políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis × 1 =